Table of Contents Table of Contents
Previous Page  33 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 33 / 80 Next Page
Page Background

31

NCCN Guidelines for Patients

®

:

Cáncer de riñón, Versión 1.2017

Cirugía

Nefrectomía radical

La nefrectomía radical es la cirugía que extirpa

todo el riñón con el tumor y el tejido graso

alrededor del riñón. Esta cirugía también puede

extirpar la glándula suprarrenal, situada encima

del riñón, y los ganglios linfáticos adyacentes. La

cantidad de tejido que se elimina depende de la

extensión del tumor.

La cirugía que extirpa la glándula suprarrenal

se denomina suprarrenalectomía. La glándula

suprarrenal puede extirparse si parece que

presenta anomalías en las pruebas de imagen.

También puede extirparse si el tumor está cerca

de la parte superior del riñón donde se asienta la

glándula.

La cirugía que extirpa los ganglios linfáticos

adyacentes se denomina linfadenectomía. La

linfadenectomía no suele realizarse como parte

de la nefrectomía radical estándar. Se realiza si

presentan un aumento del tamaño en las pruebas

de imagen o durante la exploración física.

Si el tumor ha invadido la vena renal y la vena

cava, entonces pueden abrirse las venas para

extirpar todo el cáncer. Para intervenir en la

vena cava, habrá que detener durante un breve

tiempo el corazón. Mientras el corazón está

detenido, se usa una máquina cardiopulmonar

para que la sangre circule por el organismo. Es

una intervención difícil y compleja. Solo debería

realizarla un equipo de expertos con mucha

experiencia.

La nefrectomía radical es el tratamiento estándar

de los pacientes con cáncer de riñón en estadios

II o III. También es el tratamiento preferido para

los tumores que han invadido la vena cava. La

nefrectomía radical puede ser compleja y solo

debería realizarla un cirujano experto que haga

con frecuencia este tipo de intervenciones.

Métodos quirúrgicos

La nefrectomía (parcial o radical) puede hacerse

con uno de los dos métodos quirúrgicos siguientes.

El primer método se denomina cirugía abierta. El

segundo método es la cirugía laparoscópica, también

denominada cirugía mínimamente invasiva.

Cirugía abierta

La cirugía abierta extirpa el tejido a través de una

gran incisión quirúrgica debajo de las costillas. La

incisión puede hacerse en el vientre (abdomen),

el lateral o en la parte inferior de la espalda. A

través de esa incisión grande, el cirujano puede

ver directamente el tumor y acceder a él en el riñón

para extirparlo. La cirugía abierta puede durar varias

horas o más tiempo. Después de la cirugía, deberá

permanecer en el hospital varios días o más tiempo

para recuperarse. Puede tener dolor en el costado

durante unas semanas o meses después de la

intervención.

Cirugía laparoscópica

En la cirugía laparoscópica se hacen varias pequeñas

incisiones en lugar de una grande. Se insertan

pequeños instrumentos a través de esas incisiones

para llevar a cabo la cirugía. Uno de los instrumentos,

denominado laparoscopio, es un tubo largo con una

videocámara en el extremo. Gracias a la cámara,

el cirujano puede ver el riñón y otros tejidos dentro

del abdomen. Los otros instrumentos se usan

para extirpar todo o parte del riñón con el cáncer.

La cirugía laparoscópica puede hacerse también

con brazos robóticos que controlan el instrumental

quirúrgico. Es lo que se conoce como cirugía

laparoscópica asistida por robot.

La duración de este tipo de cirugía puede ser de un

par de horas o más tiempo. Después de la cirugía,

deberá permanecer en el hospital normalmente 1 o 2

días para recuperarse. La cirugía laparoscópica suele

ir acompañada de menos dolor, ingreso más corto y

tiempo de recuperación más rápido.

4

Resumen de los tratamientos

contra el cáncer