Table of Contents Table of Contents
Previous Page  34 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 34 / 80 Next Page
Page Background

32

NCCN Guidelines for Patients

®

:

Cáncer de riñón, Versión 1.2017

Cirugía | Vigilancia activa

Antes de la cirugía, deberá dejar de comer, beber y

de tomar algunos medicamentos durante un breve

periodo de tiempo. Si fuma, es importante dejarlo.

Esta cirugía se lleva a cabo con anestesia general

(estado de sueño controlado con medicamentos).

Hay más de una forma para llevar a cabo la

nefrectomía radical. En la página 31 se describen las

técnicas quirúrgicas que pueden emplearse.

Riesgos y efectos secundarios de la nefrectomía

radical

Con cualquiera de los tipos de cirugía, existe algún

riesgo para la salud y efectos secundarios. Un

efecto secundario es una situación desagradable o

perjudicial para la salud. Entre los posibles efectos

secundarios de la nefrectomía radical están las

infecciones, la hemorragia, el dolor de las incisiones

quirúrgicas y la disminución de la función renal.

Como se extirpa todo el riñón, esta cirugía aumenta

el riesgo de enfermedad renal crónica. Se produce

enfermedad renal crónica cuando la función renal

empeora lentamente durante un periodo de tiempo

largo.

Nefrectomía citorreductora

La nefrectomía citorreductora es una intervención

para extirpar todo el riñón con el tumor primario

en caso de enfermedad metastásica. Metastásico

significa que el cáncer se ha extendido desde donde

se formó primero a otra parte del organismo y ha

formado nuevos tumores. Esos tumores formados

a distancia del tumor primario se denominan

metástasis. Cuando hay muchas metástasis no

se puede eliminar todo el cáncer del organismo

mediante cirugía. No obstante, la eliminación parcial

del cáncer puede ayudar a algunos pacientes.

El objetivo de la cirugía citorreductora es disminuir

la cantidad de cáncer en el organismo. Esta cirugía

puede usarse en pacientes con muchas metástasis

si el tumor primario puede extirparse completamente.

Algunos pacientes pueden beneficiarse de la

nefrectomía citorreductora antes del tratamiento

farmacológico. La extirpación del tumor primario

puede mejorar la acción de otros tratamientos contra

el cáncer restante y las metástasis.

Metastasectomía

La metastasectomía es la cirugía para extirpar las

metástasis (tumores formados a partir del cáncer

que se han extendido desde el tumor primario).

Puede usarse cuando el tumor primario puede

extirparse completamente y solo hay una metástasis.

Sin embargo, no todas las metástasis pueden

extirparse quirúrgicamente. La localización es un

factor esencial. Esta técnica consigue mejores

resultados con metástasis en el cerebro, los huesos

o los pulmones.

La metastasectomía puede llevarse a cabo al mismo

tiempo que la cirugía del tumor primario o durante

una cirugía distinta. La duración de la intervención y

el tiempo de recuperación dependerán de muchos

factores. Algunos incluyen el tamaño y la localización

de la metástasis.

Vigilancia activa

La vigilancia activa consiste en hacer pruebas de

manera periódica para controlar el crecimiento del

tumor y poder empezar más tarde con el tratamiento,

si fuera necesario, en lugar de inmediatamente.

Puede usarse para determinados pacientes con

tumores muy pequeños (3 cm o menos) limitados al

riñón.

La vigilancia activa puede ser una opción en

pacientes mayores o con estados de salud

comprometidos. Esos pacientes no están lo

suficientemente sanos para la cirugía u otros

tratamientos contra el cáncer. Además, el cáncer no

supone el mayor riesgo para su salud.

Todos los tratamientos contra el cáncer presentan

riesgos y efectos secundarios. Una edad avanzada

y otros problemas de salud asociados aumentan

el riesgo de los efectos secundarios graves y de

complicaciones. Para esos pacientes, los posibles

riesgos del tratamiento pueden ser más peligrosos

que el cáncer.

4

Resumen de los tratamientos

contra el cáncer