Table of Contents Table of Contents
Previous Page  35 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 35 / 80 Next Page
Page Background

33

NCCN Guidelines for Patients

®

:

Cáncer de riñón, Versión 1.2017

Durante la vigilancia activa, el médico planificará un

calendario de pruebas personalizado. Entre esas

pruebas pueden incluirse pruebas de imagen, como

TC, RMN y ecografías cada pocos meses. De todas

formas, la frecuencia de estas pruebas y de otras

adicionales puede variar de un paciente a otro. Las

pruebas y la frecuencia dependerán de numerosos

factores personales como la edad, la salud, los

deseos personales, así como el tamaño, el aspecto

y la tasa de crecimiento del tumor.

Termoablación

La termoablación es un tipo de tratamiento que

emplea el frío extremo o el calor extremo para

destruir las células cancerosas. Puede destruir

tumores pequeños sin dañar apenas el tejido

adyacente. La termoablación puede usarse en

determinados casos en los que la cirugía no es

una opción adecuada. La cirugía puede no estar

indicada en pacientes mayores o con estados de

salud comprometidos. La termoablación consigue

los mejores resultados con tumores muy pequeños

(4 cm o menos).

Los tumores renales pueden eliminarse por

«ablación» de dos formas distintas. La crioablación

mata las células cancerosas congelándolas

con un gas muy frío como nitrógeno líquido. La

ablación mediante radiofrecuencia mata las células

cancerosas calentándolas o «cociéndolas» con

ondas de radio de alta energía.

Ambos tipos de termoablación emplean una aguja

especial (denominada sonda) que se inserta en el

tumor. Con la crioablación, la sonda libera gases

fríos para congelar el tumor y destruirlo. Con la

ablación mediante radiofrecuencia, la sonda emite

ondas de radio para calentar el tumor y destruirlo.

Se puede insertar la sonda a través de la piel y

la colocación en el sitio oportuno estará guiada

mediante TC, ecografía u otras pruebas de imagen.

También se puede insertar y guiar la sonda hasta su

sitio durante la cirugía laparoscópica.

También se usan pruebas de imagen para controlar

el tumor durante el tratamiento y así asegurarse de

que se destruye todo el tumor. Una vez finalizado el

tratamiento, se retirará la sonda.

La termoablación puede hacerse con anestesia

local o anestesia general. También puede recibir

un sedante (un medicamento que le ayudará a

relajarse). Los posibles efectos secundarios de la

termoablación son la hemorragia y la lesión del riñón

o de los tejidos adyacentes.

"

Nunca dejes de creer que lo único que

se debe hacer es combatir el cáncer.

Con fe, con esperanza, con lucha,

ganaremos la batalla.

- Chris

Termoablación

4

Resumen de los tratamientos

contra el cáncer