Table of Contents Table of Contents
Previous Page  37 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 37 / 80 Next Page
Page Background

35

NCCN Guidelines for Patients

®

:

Cáncer de riñón, Versión 1.2017

Tratamiento dirigido

Sorafenib, sunitinib, pazopanib, axitinib, cabozantinib

y lenvatinib son inhibidores multicinasa. En el cáncer

de riñón, el principal objetivo de estos fármacos es

bloquear las señales para el crecimiento de vasos

sanguíneos. Al bloquear estas señales ralentizan o

detienen el crecimiento y la diseminación del cáncer.

También pueden hacer que los tumores se reduzcan

en tamaño.

Axitinib bloquea las señales que provocan la

formación de vasos sanguíneos nuevos en el tumor.

Al bloquear estas señales, el tumor «pasa hambre»,

se ralentiza su crecimiento o incluso reduce su

tamaño.

Todos estos ITC se presentan como comprimidos

que se tragan. Sorafenib y axitinib se toman dos

veces al día. Sunitinib, pazopanib y cabozantinib se

toman una vez al día. Lenvatinib se combina con

everolimus para tratar el cáncer de riñón. También

se administra en forma de comprimido, una vez al

día. Consulte la siguiente sección para tener más

información sobre el everolimus.

Todos estos fármacos pueden provocar efectos

secundarios. Algunos efectos secundarios son

exclusivos de uno o de unos pocos ITC. Otros

efectos son comunes a los cuatros ITC, pero puede

variar la frecuencia de aparición. Algunos de los

efectos secundarios frecuentes de los ITC que se

usan para el cáncer de riñón son: erupción cutánea,

síndrome mano-pie, debilitamiento del cabello,

sensación de cansancio o debilidad, hemorragias,

cambio del color de la piel o del cabello, aumento

de la presión arterial, diarrea, náuseas, vómitos,

malestar estomacal, dolor en el vientre, llagas orales,

cambios en el gusto, inapetencia, pérdida de peso,

tos, dificultad para respirar, cambios de la voz o

ronquera, anomalías en las pruebas funcionales

hepáticas y dolor o hinchazón de los brazos o

piernas.

Everolimus y temsirolimus

Everolimus y temsirolimus son un tipo de tratamiento

dirigido denominados inhibidores de mTOR. mTOR

es una proteína celular que desempeña un papel

importante en el crecimiento y la supervivencia de

las células. mTOR moviliza sustancias químicas,

denominadas fosfatos, de una molécula a otra. El

fosfato «activa» la segunda molécula. Al transferir los

fosfatos, la proteína mTOR envía señales para que

las células crezcan y se dividan.

Everolimus y temsirolimus bloquean la proteína

mTOR que no puede transferir el fosfato, por lo que

la célula deja de recibir las señales de que crezca

y se divida. Al bloquear la acción de mTOR, estos

fármacos ralentizan el crecimiento del tumor.

Everolimus se presenta como comprimidos y se

toma una vez al día. Puede administrarse solo o

con el ITC lenvatinib para el tratamiento del cáncer

de riñón. Algunos de los efectos secundarios más

frecuentes de este fármaco son: sensación de

cansancio o debilidad, tos, diarrea, llagas orales,

náuseas, inapetencia, aumento del riesgo de

infecciones, erupción cutánea e hinchazón por

retención de líquidos. Un efecto secundario menos

frecuente pero grave es la lesión pulmonar. Puede

provocar dificultad respiratoria y otros problemas.

Temsirolimus se administra mediante infusión una

vez a la semana. La infusión dura entre 30 y 60

minutos. Algunas personas desarrollan reacción

alérgica a la infusión. Los síntomas de la reacción

alérgica pueden ser enrojecimiento, dolor torácico

y dificultad respiratoria. Antes de la infusión, le

administrarán un medicamento para reducir el

riesgo de reacción alérgica. Algunos otros efectos

secundarios de este fármaco son: náuseas,

inapetencia, llagas orales, sensación de cansancio

o debilidad, erupción cutánea e hinchazón por

retención de líquidos.

4

Resumen de los tratamientos

contra el cáncer