Table of Contents Table of Contents
Previous Page  39 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 39 / 80 Next Page
Page Background

37

NCCN Guidelines for Patients

®

:

Cáncer de riñón, Versión 1.2017

Inmunoterapia

Inmunoterapia

El sistema inmunitario constituye la defensa natural

del organismo contra la infección y la enfermedad.

En el sistema inmunitario participan muchas

sustancias químicas y proteínas que se producen de

forma natural en el organismo.

La inmunoterapia es el tratamiento que aumenta

la actividad de nuestro sistema inmunitario. De

esta forma, mejora la capacidad del organismo

para encontrar y destruir las células cancerosas.

La inmunoterapia se emplea para tratar el cáncer

de riñón que se ha extendido a otras partes del

organismo.

Interferón alfa e IL-2 (interleucina-2)

El interferón alfa y la IL-2 son proteínas

denominadas citocinas que estimulan las células

inmunitarias. Las citocinas se producen de forma

natural en el organismo como parte del sistema

inmunitario, pero también se pueden fabricar en el

laboratorio para el tratamiento contra el cáncer. Por

esa razón, el interferón alfa y la IL-2 también se

denominan tratamiento con citocinas.

En el tratamiento del cáncer de riñón se usan

dosis muy altas de IL-2. Puede provocar efectos

secundarios graves e incluso mortales. Algunos de

los efectos secundarios más frecuentes de la IL-2

son: disminución de la presión arterial, anomalías

en las pruebas funcionales hepáticas y renales,

confusión, dificultad respiratoria, escalofríos,

náuseas, vómitos, diarrea, erupción cutánea,

sensación de cansancio o debilidad y disminución

de la producción de orina. Los efectos secundarios

infrecuentes, pero graves, incluyen problemas

respiratorios, disminución de la presión arterial,

lesión de los riñones, aumento del ritmo cardíaco,

coma, hemorragia e infecciones.

Debido a los riesgos graves, la IL-2 solo se usa en

determinados pacientes que están lo suficientemente

sanos como para soportar los efectos secundarios.

El estado de salud general debe ser bueno para

poder tener en cuenta esta opción. Los riñones y

el resto de órganos deben funcionar también bien.

Las dosis altas de IL-2 solo deberían administrarse

en un centro con experiencia en este tipo de

tratamiento. La IL-2 se administra como infusión

que tarda en pasar unos 15 minutos. El paciente

permanecerá ingresado en el hospital varios días

durante el tratamiento.

El interferón alfa no se usa solo para tratar el

cáncer de riñón, siempre se administra junto con

bevacizumab, un fármaco de tratamiento dirigido. El

interferón alfa es un líquido que se inyecta debajo de

la piel con una aguja. Suele administrarse tres veces

por semana.

También tiene efectos secundarios, pero no tan

graves como la IL-2. Los efectos secundarios del

interferón alfa suelen ser síntomas gripales como

fiebre, escalofríos, sensación de cansancio o

debilidad, dolor de cabeza y dolores en otras partes

del cuerpo. Otros efectos secundarios frecuentes son

diarrea, náuseas, vómitos, inapetencia y depresión.

Nivolumab

Nivolumab es un tipo de fármaco denominado

anticuerpo monoclonal o anticuerpo que bloquea

el PD-1 (receptor de

m

uerte

p

rogramada

1

). Se

une a la proteína PD-1 de las células T y bloquea

su acción. Las células T son un tipo importante de

glóbulos blancos o leucocitos del sistema inmunitario.

Al bloquear el receptor PD-1, el sistema inmunitario

puede atacar las células cancerosas con la finalidad

de detener o ralentizar el crecimiento del cáncer.

Nivolumab es una infusión que se administra durante

60 minutos, normalmente cada 2 semanas. Durante

y después de la infusión estará controlado para

descartar posibles reacciones. Su médico puede

disminuir la velocidad de la infusión o detenerla en

cualquier momento si se produce un problema. Es

importante que el médico sepa si nota cualquier

efecto secundario entre los días de tratamiento. Los

efectos secundarios de este fármaco pueden incluir

sensación de cansancio extremo, náuseas, diarrea,

estreñimiento, inapetencia, llagas orales, erupción

cutánea, tos, dolor muscular y articular.

4

Resumen de los tratamientos

contra el cáncer