Table of Contents Table of Contents
Previous Page  41 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 41 / 80 Next Page
Page Background

39

NCCN Guidelines for Patients

®

:

Cáncer de riñón, Versión 1.2017

Cuidados de apoyo

Cuidados de apoyo

Los cuidados de apoyo son un tratamiento que se

administra para aliviar los síntomas del cáncer y de

los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

No tratan el cáncer en sí. Su finalidad es mejorar

la calidad de vida y aliviar cualquier malestar que

pueda sentir.

Los cuidados de apoyo se administran en cualquier

fase del cáncer, pero suele ser el principal

tratamiento cuando el cáncer está avanzado.

Cuando los cuidados de apoyo se usan para los

cánceres avanzados suelen denominarse cuidados

paliativos.

Los cuidados de apoyo pueden centrarse en muchas

necesidades. Algunos ejemplos son el tratamiento

de síntomas físicos y emocionales, la ayuda con las

decisiones sobre el tratamiento y la coordinación

de los cuidados entre los profesionales sanitarios.

Hable con el equipo responsable de su tratamiento

para planificar los mejores cuidados de apoyo para

usted. A continuación se describen algunas opciones

de cuidados de apoyo para los pacientes con cáncer

de riñón. También aprenderá a ser un superviviente

del cáncer y acerca de la planificación anticipada de

la atención. Es útil hablar con el médico sobre los

siguientes pasos del tratamiento, tanto si necesita

ayuda física como emocional.

Radioterapia

La radioterapia emplea un haz de rayos de alta

energía para matar las células cancerosas. La

radioterapia no se usa como tratamiento primario

o estándar del cáncer de riñón. En cambio, puede

usarse para aliviar síntomas causados por el cáncer

de riñón que se ha extendido (metastatizado) a

lugares distantes del organismo.

La radioterapia suele usarse con una máquina

fuera del cuerpo. Este método se denomina

EBRT

(radioterapia externa, por sus siglas en inglés). La

EBRT puede usarse para aliviar el dolor causado

por las metástasis óseas (cuando el cáncer se ha

extendido a los huesos). También puede usarse para

las metástasis cerebrales (cuando el cáncer se ha

extendido al cerebro).

La radiocirugía estereotáxica es un tipo de EBRT

que puede usarse para una metástasis pequeña o

única en el cerebro. La radiocirugía estereotáxica

aporta una alta dosis de radiación a una zona

pequeña y muy específica del organismo. En caso

de metástasis grandes o múltiples en el cerebro,

puede usarse la irradiación de todo el cerebro.

Fármacos para la salud ósea

Cuando el cáncer de riñón se extiende a lugares

distantes, puede hacerlo a los huesos. Cuando el

cáncer de riñón metastatiza en los huesos, el riesgo

de lesiones y enfermedades óseas aumenta. Entre

estos problemas se encuentran las fracturas óseas,

el dolor óseo y la compresión de la médula espinal.

También pueden aumentar los niveles de calcio en

sangre, denominado hipercalcemia.

Pueden administrarse fármacos como el ácido

zoledrónico (Zometa

®

), denosumab (Xgeva

®

) y

pamidronato (Adredia

®

) para tratar esos problemas

óseos. Ayudan a aliviar el dolor óseo y reducen el

riesgo de otros problemas. Ralentizan o detienen la

destrucción ósea. También ayudan a aumentar la

densidad ósea.

Sin embargo, pueden dañar los huesos maxilares

(una enfermedad denominada osteonecrosis).

Asegúrese de preguntar al médico por este riesgo

y otros posibles efectos secundarios. También se

recomienda que tome estos fármacos junto con

calcio y vitamina D.

Cirugía

Aunque todo el cáncer no pueda eliminarse,

la cirugía puede usarse para ayudar con estos

síntomas causados por el cáncer. Es lo que se

denomina cirugía paliativa. Los síntomas pueden

deberse al tumor primario o al cáncer que se ha

extendido a otras partes del organismo.

4

Resumen de los tratamientos

contra el cáncer